jueves, 7 de junio de 2012

Los últimos días de Elyan

No sabe cuantos años tiene, quizás veinte, o no, quizás cerca de ochenta. Tampoco le parece importante saberlo, es una mera anécdota más.

Sabe que fue fuego y fue agua, que encendió llamas y se inundó en su propio mar, pero es incapaz de saber su edad. El espejo devuelve unos ojos de niña, que observan unas manos de anciana. Y se pregunta cual es la Elyan real, aunque sabe, que tampoco eso tiene ninguna importancia. Y es que, son tan relativas las importancias...

Y no sabe si aún vivirá cosas que luego no será capaz de recordar, y no sabe que a lo mejor llegue a recordar cosas que nunca vivió.

Pero aún sabe mirar al horizonte, lejano y silencioso, mientras el horizonte le devuelve una sonrisa serena y pausada. Y los atardeceres se llenan de momentos, de palabras e imágenes. Dicen que una imagen vale más que mil palabras, pero a Elyan en el atardecer le gusta recordar imágenes pero asociándolas con palabras. Siente como si cada imagen tuviera una palabra con su nombre grabado en lo más recóndito.

Y Elyan que no sabe su edad, sabe que fue nada y que fue todo. Y sabe que la imaginan y recrean, quizás con veinte años, quizás con ochenta. Y como Neruda, sabe que puede escribir los versos más tristes esa noche, pero decide que no quiere tristeza en ese momento. En ese momento que son sus últimos días, decide volar. Ni tan siquiera recordar, porque no podemos recordar lo vivido, a lo mejor sólo recordamos lo que no vivimos. Tan solo volar, volar muy alto, con las alas desplegadas al máximo, alcanzando el mayor esplendor posible, ese que nunca fue imaginado.

Imágenes y palabras, escalera y sube, y el no no existe, existen la sonrisa y el llanto más profundo, pero el no es algo prohibido, tan prohibido que deja de ser importante, para pasar simplemente a no existir.

Duranate años, quizás veinte, quizás ochenta, Elyan se ha sentido amada, usada, violada, despreciada, deseada, admirada, traicionada, importante, nada, doliente, exultante, horrible, sensual, en éxtasis, melancólica, soez, divertida, sarcástica, inocente, puta, dañina, tan vacía como llena...y es posible que lo haya sido todo. O no, porque Elyan tan solo es un sueño, que se cierra con un "click".

martes, 22 de mayo de 2012

Al uso

Esta noche, mientras paseaba por los espacios virtuales, fiel reflejo muchas veces de los espacios reales, he constatado una nueva moda en los mundos bedesemeros, y no es otra que la de proclamarse: "no soy un/a X al uso". (Donde X puede ser Dominante, sum, persona, etc etc), y me he planteado, si no se dan cuenta, que la afirmación en sí misma, ya les convierte en X al uso.

Los seres humanos proclamamos a los cuatro vientos que no nos gustan los encasillamientos, pero si es así, por qué ese empeño en tener que encasillar a "los demás"? Qué es lo que hace que cada uno se autocoloque en una escala superior a las personas que le rodean? Que le rodean en general, quiero decir, no al grupo de seres más allegados en particular, porque eso, claro está, son intocables.

He constatado también que muchxs, cogen una frase supuestamente al azar, que cuelan en todos sus escritos, a modo de número de DNI, por lo único del mismo y tal, en un (desde mi punto de vista lamentable) intento de creerse más originales, brillantes, y/o ingeniosos que el resto, intento de seguir sin ser "al uso" pero convirtiendose en "más al uso" que nunca.

Y me he dado cuenta, que aunque a veces pese, no está tan mal eso de...ir por libre :) Sentirse fuera del rebaño, huele muchas veces como la hierba recién cortada, a libertad.

lunes, 21 de mayo de 2012

Hay mensajes...

...que no se olvidan, y a lo mejor porque el otro dia volvi a pasar por alli, o no, a lo mejor simplemente porque siempre ha estado ahi, esta noche recuerdo uno, recibido ya hace algunos años: "Estoy despidiendome al sol de nuestro campo de margaritas". Y he pensado que es bello tener un campo de margaritas, pero que es eterno compartirlo.

viernes, 4 de mayo de 2012

Inocencia

Recordaba hoy aquellos viejos tiempos en el IRC, hace ya bastantes años. Entonces, a izeia no le añadía la coletilla de Libre y Salvaje, coletilla que a día de hoy son lo más parecido a los apellidos de izeia. Libre de mente y alma y Salvaje en el sentir, y sí decididamente es así como me siento. Entonces, decía, muchas veces izeia iba acompañado por un “Diosa de la Inocencia”. Lo cual, solía provocar más de una risa condescendiente, amén de algún comentario tipo: Sí, hombre, tú!

Durante todos estos años, me he encontrado dentro del entorno del sado, personas mucho más intolerantes que fuera de él. Eso sí, cada una de ellas iba de abanderada de la tolerancia y el respeto. Pero curiosamente, he tenido siempre la sensación de que la tolerancia se restringía a dos ámbitos.El primero, aquel en el que se encuentran aquellos que disfrutan de lo que uno mismo disfruta, pero que no tiene el más mínimo reparo en cuestionar los gustos e intereses del resto, calificándolos de sucios, asquerosos, peligrosos, y todos los –os que les queramos añadir. Sin olvidar nunca, eso sí, aclarar que lo manifiestan desde el más absoluto respeto. Perdón, Respeto, así con mayúsculas. Ah bueno, y que es desde su “humilde opinión”. Como si las opiniones pudieran ser humildes. Las opiniones simplementes son eso, opiniones. Somos las personas quienes somos, o no, humildes.

El segundo, el ámbito del amiguismo. En el que el comportamiento es similar. Tooodo lo que hace uno de los integrantes del grupo de cada uno estaba bien. Aunque, todo hay que decirlo, las líneas divisorias de este grupo estan menos claras, porque el amiguismo, como la risa, va por barrios, y muchas veces el único interés común era el joder a otro, y luego…a otra cosa.

Pero a lo que iba. Hoy me he dicho: Vamos a buscar la definición exacta de inocencia y hete aquí:

inocencia.
(Del lat. innocentĭa).
1. f Estado del alma limpia de culpa..
2. f Exención de culpa en un delito o en una mala acción..
3. f Candor, sencillez.

Y me pregunto, quién determina la culpa? Entiendo que en procedimientos penales y/o civiles, no es demasiado complicado determinarla.(Punto 2) Pero quien determina la culpa cuando nos movemos en el mundo de los sentimientos?  En el de las sensaciones?

Trataré de explicarlo. Durante mi adolescencia fui, además de precoz, lo que entonces se llamaba ligera de cascos (en materia sexual). Traté de disfrutar siempre de una sexualidad sin tabús. Por qué entonces el entorno más cercano, se empeñaba en crear un sentimiento de culpa? Por qué frases estereotipadas tipo: No puedes liarte con todo el que te apetezca; debes esperar a enamorarte y verás etc etc?? Por qué hubo momentos en los que hicieron que llegara a sentirme mal, además de “distinta”? Por qué ha de ser malo un comportamiento sexual libre, sea el que sea, si no hace ningún daño a nadie? Por qué ese empeño en ensuciar algo que para uno mismo es bello? Qué hay de malo en ver el sexo como el más delicioso de los juegos?

Si a nadie se le ocurre ver nada malo en dos niños que juegan, por qué ese lado negro en el juego sexual? Podría alguien decir: bueno, en la juventud/madurez vale, pero en la adolescencia…. Pero saben qué pasa? Que en la madurez, muchas veces, se sigue tratando de hacer sentir culpable a aquel que únicamente es inocente.

Y muchos años después, en los que me sé distinta, para bien o para mal, me alegro infinito de seguir pensando que soy una de las Diosas de la Inocencia.









jueves, 3 de mayo de 2012

Soy una perra...

….y me preguntaba ahora si tú entendías las diferencias entre perra y sumisa.

  Por supuesto todo esto de las definiciones hay que tomarlo con una cierta dosis de escepticismo y un mucho de humor, para rebajar el tono forzadamente escolástico que estas cosas suelen tomar. No importan demasiado las definiciones, que al fin y al cabo son la consecuencia del muy humano deseo de colocarlo todo en casilleros ordenados, sino las actitudes.

Como cualquier cosa, las diferencias se derivan de la definición que hagamos de una u otra forma de sumisión, porque eso son ambas en texto claro. Pero antes de ello, un breve paréntesis: puede ocurrir perfectamente que en una relación D/s, el Dominante la presente a ella como sumisa, siendo perra o al contrario. Incluso puede ocurrir perfectamente que una mujer se califique a sí misma como sumisa o perra, siendo precisamente lo otro. Todo ello, debido a más de una confusión en las definiciones.

Bien, no es fácil definirlo verbalmente mediante una frase corta, porque influyen muchos aspectos: es una cuestión de cómo se ve a sí misma ella, y como concibe y manifiesta su sumisión hacia una persona en concreto: puede haber, y las hay, una chica que se comporte como sumisa, y en cambio con alguien CONCRETO , descubra su espíritu de perra. Lo contrario es mucho más infrecuente y generalmente acaba rompiendo la relación. Incluso puede pasar que un Dominante desee-intencionadamente- tratar a una sumisa como perra, o lo contrario, bien circunstancialmente, bien de modo permanente.

Imaginemos que una sumisa – aceptando la definición diferenciadora de perra – trata de explicar por qué se somete a alguien. Hablará de que siente placer en la sumisión, en general, o a esa persona en especial, en ENTREGARSE a ella. La perra por el contrario hablará del placer de SER SOMETIDA, incluso con fuerza a veces, tomando por supuesto esta idea con su consecuente dosis de moderación.

 Por lo tanto el referente principal de una sumisa será siempre alguien, aquella persona a quien desee someterse. El referente de una perra es ella misma y su actitud.

Estamos en una sesión: la sumisa ha sido atada, sus muñeca y tobillos están unidos, en sus pezones se han colocados unas pinzas americanas, muy ajustadas, y su Amo la ha colocado boca abajo, su culo alzado y en pompa. Es azotada por su Amo, y cuando sus gemidos comienzan a subir de volumen, este separa sus nalgas, la penetra salvajemente e inicia un bambolea rápido y violento mientras sus dedos hurgan en su ano.

La sumisa esta a punto de correrse y en esa sensación influyen muchas cosas: su coño, macerado por el vaivén de la polla de su Amo, la indefensión de estar atada, la postura humillante, los dedos invadiendo sin recato su trasero, la sensación física producida por los latigazos recibidos……todo ello se junta en un único vértice, la sumisa arquea su cuerpo, pide permiso como muestra de obediencia, grita y se corre.

Y Ahora vamos a la perra….a ella también la atan, pero mientras es atada no se siente indefensa, se siente cómoda. Así debe ser, es una perra y las perras están atadas La colocan boca abajo y aprietan las pinzas de sus pezones de perra al limite. Naturalmente que siente el dolor, pero es justo que su Dueño desee saber cuanto pueden apretarse esos pezones. Recibe los azotes, el latigo cae sobre su espalda, sobre sus nalgas. Quema su contacto, ella se retuerce pero sabe que su Dueño tiene derecho a hacerlo. Y lo que la inunda de flujo en ese momento no es el efecto del látigo , ni tan siquiera el saberse sometida. Es el hecho de que su Dueño hace con ella lo que quiere y debe: tratarla como lo que es, una perra. Es su propio yo quien le suministra capacidad de convertir cada acción en erostismo puro. Cuando siente los dedos de El separar su esfínter y dilatarlo, gime silenciosamente, dolorida, pero busca instintivamente la postura que le facilite a El la penetración. Porque es una perra….y a las perras les gusta sentir la mano de su Dueño. Y cuando nota que el bombea con fuerza en el interior de su coño hay una sensación que se sobrepone al ímpetu sensual del roce y la penetración: el saberse usada. Podría haberse corrido ya hace mucho tiempo. Está mojada desde que su Dueño comenzó a atarla, pero necesita algo más aún. Necesita la mirada complaciente de su Dueño. Cuando le pide permiso para correrse no es por otorgarle a El ese poder, es porque una perra NECESITA la voz de su Dueño diciendole : “Perra, ahora, AHORA, vacía tu coño, ahora, menea el culo, y correte”.

Entonces….ella estallará.

Y siempre lo he dicho, y lo diré: no existe para mí mayor placer...que el placer de sentirme usada.


izeia, desde el recuerdo

viernes, 6 de abril de 2012

Curiosidades

Hora del recreo. Pedro da una patada a Jon, así sin más. Que posiblemente tendrá sus razones, nadie lo discute, aunque a Jon le pilla desprevenido y el dolor le hace caer. Aún así, Jon se guarda su dolor para sí. A quién podría reclamar nada?

Un tiempo después, actuando del mismo modo, Leo de una patada a Luisa. Luisa tampoco entiende nada, y el dolor también le hace caer. Pero Luisa no se calla, y explica a todo el que quiera prestarle atención, que le han dado una patada sin saber el por qué, y que joer! hay que ver lo que duele.

Y qué ocurre entonces? Que Pedro va donde Luisa y le apoya, le ofrece unas palabras de aliento, trata de que se sienta mejor.

Acaso olvida Pedro que ese mismo fue su modo de actuar no hace tanto tiempo? Tan flaca es la memoria?

Algunas memorias sí que deben ser así, pero la de Jon no. Su memoria es diferente, quizás porque fue la parte que recibió la patada. O tal vez no, tal vez es simple casualidad que él recuerde mientras Pedro parece haber olvidado.

En cualquier caso, Jon no deja de mirar perplejo el mundo que le rodea, un mundo que cada vez le interesa menos, porque hace tiempo que dejó de entenderlo.

izeia, desde una noche en que en la aldea no se escuchan los cencerros.

Y por eso, Jon mira perplejo el mundo.

martes, 20 de marzo de 2012



Hoy el sueño me ha llevado a tu jardín blanco, blanco como la nieve, pero no esa nieve fría...no.Era nieve que arde en tus ojos, que a veces me hielan tanto como otras me acarician. Y te buscaba en mi sueño, perdiéndome irremediablemente en la búsqueda, porque eras el sueño mismo.

Y me ha llevado a tu cama, cama casi de adolescente que tantas veces fue lecho, lecho en que tu mano devoraba mis entrañas como Saturno a su hijo, pero sin el menor sentimiento de angustia. Diriase...un Saturno devorador sonriente.

Nunca las diosas se vengaron de la mujer, salvo que ésta lo mereciera...pero cuándo es merecida? Cuándo y cómo se decide dejar de amar de una manera racional?

Hoy voces que no deseas a tu lado me han hecho entender más que nunca lo que ya dije, nada habrá cerca de mí que te aleje.

Porque tú sabes bien lo que soy, lo susurraste y lo escuché, porque yo sé lo que eres, y porque el tiempo...sigue. Y seguirá hasta que tú decidas que ha de ser detenido.


">

martes, 13 de marzo de 2012

Una más



Y ya son nueve.Que a lo mejor una debería estar ya acostumbrada, por eso...por qué esta mañana ha sido diferente? Varias veces a lo largo del día me he sorprendido a mí misma pensando eso, tratando de analizar, pero eso de analizar desde el raciocinio, no nos engañemos, nunca se me ha dado demasiado bien.

Así que trato de buscar una respuesta en el sentimiento, que eso se me da mejor. Cuando durante catorce años has "convivido" con algo, es tan familiar que no asusta. Asustó la primera vez, horas eternas y lágrimas eternas. Las siguientes, las mismas horas eternas y las misma lágrimas, pero de una manera diferente, sin miedos. Y hoy de pronto, sientes como si algo se hubiera removido dentro.

Siempre vemos a los niños como seres frágiles. Yo sé que son fuertes. La irresponsabilidad del desconocimiento, el ignorar consecuencias, el no entender...hace de ellos personitas fuertes. El no dar millones de vueltas a cosas que sus mentes no son capaces ni de imaginar ni de interpretar y el confiar en quien está a su lado, una confianza sin fisuras, les transmite parte de esa fuerza.

Pero con catorce años, un niño es ya un niño de catorce años, a quien explican causas, procedimientos y consecuencias o posibles consecuencias. Y ese niño, mira a la persona que tiene delante y plantea sus dudas, y dice alto y claro que no quiere que eso pase. Con cinco años le dices que nada de eso pasará, y te cree. Pero con catorce no puedes decir eso no va a pasar, NADA de eso sucederá.

Con catorce...sólo puedes decir: no tengamos miedo y confiemos en que nada va a pasar. Y ella coge tu mano y sabe que estarás.La confianza es la misma.

Y justo bajo tu firma, ella estampa la suya y un café al sol, hace que volvamos a sonreir.

sábado, 10 de marzo de 2012

El hombre solo



Como en el cuadro de Cezanne, ellos se reúnen también para jugar a las cartas. Es sólo eso? Tan sólo un juego? O es sencillamente el camino para ese momento cómplice que todos anhelamos?

Las confesiones se suceden, se intercambian los secretos, los más banales, los más profundos, el sexo, el amor, la fidelidad, la libertad, las vivencias de otros, la vida en general, la vida en estado puiro.

Momentos de risa, momentos de reflexión, llenos de anécdotas, llenos de vivencias, llenos a veces de silencios, y soledades, momentos de amigos, sin más.

El es mi amigo. El otro es también su amigo, y sólo por eso ya le quiero un poco desde el antagonismo de experiencias vitales opuestas narradas por él, por el hombre de la sonrisa eterna, de la risa estruendosa, de la seriedad de la reflexión, de la añoranza del amor en el malecón.

Y luego, cada uno vuelve a su vida, vidas compartidas, aunque en algunos momentos todos no somos más que un hombre solo.

Un hombre solo...que comparte su soledad en un juego de cartas. Una mujer sola que mira el mar. Deseos cruzados y vidas compartidas.

jueves, 8 de marzo de 2012

Sed



Sed de viento, viento fuerte del norte, agitador y loco, urgente, limpio....

Recuerdos de mar, bravo y calmo. Y ser ola, que se acerca y se aleja, va y viene, que te empapa de sí misma y se va, dejándote a solas en la arena, y vuelve a ser siempre, eternamente.

Dulce vaivén que mece sueños en su espuma, y los estampa en la roca, firme y dura, para luego nuevamente acunarlos.

Mar...como ese amante engañoso, con el que nunca sabes qué pasará, cuando elevará tus sueños, cuando deseara estamparlos con violencia, erosionando la roca.

O ser la roca que recibe a ese mar? Alzarse altiva y peligrosa, trampa mortal a veces, soporte del alma otras tantas.

Sed de viento y arena. Miles de granos de arena cayendo entre los dedos....dedos mojados con sabor a sal, sabor a mar, a sueños a la deriva, y sentada en la arena, apoyada en la roca, con el cuerpo sabiendo a sal, mojado aún, mirar el horizonte, perder la mirada en el infinito....y no querer volver, querer no ser, querer tan sólo permanecer infinitamente así, sentir en los labios el sabor de saladas lágrimas de mar, y sonreir, y soñar....

Y entonces un desconocido se sienta a tu lado, posiblemente un marinero. Su curtido rostro surcado por finas arrugas, arrugas de sal y mar. Y te coge la mano, y no dice nada. Para qué hablar? Silencio.

Sólo está ahi y te coje la mano, y él sabe, y tú sabes y las miradas de los dos fijas en el horizonte, mientras su mano juega con tu mano, la aprieta con fuerza, la acaricia con dulzura...

Su mente está muy lejos, tan lejos como la tuya, y sientes muy dentro que él sonríe, lo intuyes porque no lo ves, no le miras, mirarle sería estropearlo, y sonríes con él.

El está navegando por lejanos mares que ya nunca volverá a ver. Ella navega también por el mar de los recuerdos.

El sol se va poniendo, y los dos siguen sentados, sin prisa por marchar, nada les espera, el tiempo no existe, no hay urgencias.

Están sus sueños, viento, arena y mar.

El enciende dos cigarrillos, y le ofrece uno a ella, y fuman en silencio, con sus manos aún juntas.

Y de pronto, él musita:

.- Sabes? Yo me iré a Terranova, como el abuelo del libro de Atxaga.
.- Yo aún seguiré navegando por los sueños .- responde ella, también sin mirarle, ambos perdidos en el humo.

Y los dos, dos perfectos desconocidos que se conocen mejor que nadie, siguen sentados apurando sus cigarrillos, mientras la noche cae sobre ellos, escuchando la suave melodía de las olas, unidas sus manos, y quién sabe!! ,,,,quizás unidos sus pensamientos.

lunes, 5 de marzo de 2012

Creer en Dios



Un amigo mío dice que hay que creer en Dios de vez en cuando, no mucho más de diez minutos, porque deja de ser bueno, pero que de vez en cuando sí, que está bien. Yo sonreía mientras él me contaba cómo había entrado en una vieja catedral europea, con sus inseparables cascos, y en ellos sonaba La pasión según San Mateo de Bach (a todo volumen, claro). El en ese momento no tuvo más remedio que creer, aunque tuvo que confesar que luego se le pasó, y volvió a su habitual agnosticismo.

Me pregunto que lleva a una chica de veintidós años a saltar del balcón de su casa, donde vive con su marido y su hijo de un año. Quizás cuando abandonó su Bosnia natal pensó que aquí encontraría a Dios, en forma de una vida un poco más lejana a la miseria de la que hasta entonces era compañera, y quizás aquí, le mordió la soledad y pensó que Dios no existe.

El ruido al chocar contra el pavimento....es el ruido del cuerpo o es el sonido del alma cuando se desgarra?

En la misa campesina, una Elsa Baeza con una pila de años menos cantaba aquello de " tú eres el Dios de los pobres, el Dios humano y sencillo, el Dios de los oprimidos". Existe ese Dios? Posiblemente para esa niña...dejó de existir.

Frente a todo ello he encontrado hoy en un cajón, semiolvidado, un texto que leí hace mucho tiempo: "Las Nueve Declaraciones Satánicas" por Anton Szandor LaVey.

1. Satán representa la complacencia, en lugar de la abstinencia!

2. Satán representa la existencia vitalista, en lugar de los sueños espirituales!

3. Satán representa la sabiduría perfecta, en lugar del hipócrita auto engaño!

4. Satán representa amabilidad hacia quienes la merecen, en lugar del amor malgastado en los ingratos!

5. Satán representa la venganza, en lugar de ofrecer la otra mejilla!

6. Satán representa responsabilidad con el responsable, en lugar de la preocupación por los vampiros psíquicos!

7. Satán representa al hombre como otro animal, algunas veces mejor, otras veces peor que aquellos que caminan en cuatro patas, el cual, por causa de su "divino desarrollo espiritual e intelectual" se ha convertido en el animal más vicioso de todos!

8. Satán representa todos los llamados "pecados", si éstos conducen a la gratificación física, mental o emocional!

9. Satán ha sido el mejor amigo que siempre ha tenido la Iglesia, ya que la ha mantenido en el negocio todos estos años!

No suena tan mal, no? Acaso alguien no ha hecho suyas por los menos cuatro de estas ideas alguna vez? Alguno podría decir que no....pero personalmente, no me lo creo.

No se habla de maldad, solo de asumir con libertad lo que se es, lo que se siente, y de luchar, luchar en busca de la felicidad.....y es posible que debieramos replantearnos ser la mejor versión de nosotros mismos, eso sí......alternando a Dios con satán :)


izeia (2 de mayo de 2006)

lunes, 27 de febrero de 2012

Ultimas voluntades


No me agradezcais que os amara. Amar es fácil. Amar sale a veces solo, sin esfuerzo.


No me agradezcais que os odiara, a veces, odiar también es fácil. A veces fue inevitable.


No os culpeis de mi dolor. Nadie es culpable de dolores ajenos. Y a veces, son infinitas la ternura y belleza del dolor.


No os culpeis de mi felicidad. También fue mía, pese a todo, pese a todos.


Pero no trateis de atarme, porque soy viento y soy mar. Soy abeto y soy roca que permanece, roca golpeada por el mar. Con un corazón que alguna vez fue piedra, con un alma que supo soñar, con una mano que os asió con fuerza, con una voz que os susurró...


No es por nadie y es por todos. O quizás, quizás tan sólo por mí. Por mí, que fui alma desgarrada en vosotros, por mí que fui grito de libertad, y que en cada orgasmo grité vuestro nombre.


Por mí, que me perdí irremediablemente en la caricia de vuestras voces, voces que hacían de cada puta el más bello poema, voces que acariciaban dulces el amanecer.

Que no es que yo sea mala ni borde, es que la gente es poco agradecida y muy desmemorida

No sé por qué, anoche de pronto me puse a darle vueltas a temas pasados, a vivencias vividas con personas que se mueven en el entorno del sado y que en su día formaron parte de mi entorno. Y a la única conclusión que llegué es la del título del post.

Haré un incisio para decir que soy plenamente consciente de que mi forma de ver este mundo y las relaciones que en él se dan, difiere meridionalmente con la de la "mayoría de personas". Que suspendo con muy deficiente la asignatura de lo políticamente correcto. Que no es una visión mejor ni peor, es tan sólo una visión diferente.

Y sigo. Conoces a una mujer anodina una noche, noche en que lo está pasando mal, y tú dejas tus cosas por estar a su lado. Luego esa relación de amistad o supuesta amistad continúa. Le abres tu mundo de Alicia. Eres maravillosa. Eres lo más.

Te piden ayuda. Y tratas de que esa persona descubra la magia, que viva cosas intensas, le presentas gente, le enseñas sitios, fiestas, le abres tu entorno más cercano, la apoyas, y claro! sigues siendo genial. Faltaría más! Ya saben...qué bonito es el amor y qué alegre la risa.

Y llegados a un punto ella es sumisa de un hombre que está con otra mujer (o sea yo). Todos conformes. Todo está claro. Ella es su sumisa, yo su compañera. Desde el principio queda claro: izeia es mi prioridad. Y seguimos todos de acuerdo. Y de pronto, como una bofetada a destiempo, todo se tuerce, se dice a todo el que quiera escuchar que es que "izeia se ha metido por medio". Como? Estamos todos locos?? Izeia no se mete por medio. Es que izeia....era el medio.

Y ahí, surgen mis preguntas: Por qué alguien que busca un novio que le dé morbo y cierto juego, que busca un hombre a quien amar, dice buscar un Amo? Acaso la soledad es tanta que debemos ampararnos en la falsa ilusión del amor?

A quienes amparan todo eso, y lo jalean....."puñalás". Y tú, nunca olvides que te dí mucho, y no te quité nada. (Y la otra dirá...y para qué diste? Respuesta: pa ná)

sábado, 25 de febrero de 2012

25 de Febrero-La Gran Depresión


Hoy es 25 de febrero. Nuevamente. Pero este 25 no he cogido un taxi ni nadie me ha regalado un calendario del radio taxi para que, supongo, no me sienta perdida en una ciudad que no es la mía. Este 25 no ahogaré nada en camas vacías llenas de almohadas que consuelan.
Este 25 me he ido a Bilbao con Malu. Hemos ido al teatro a ver La Gran Depresión. Qué contradictorias son las cosas a veces, la gran depresión es una genial comedia.
Depresión tristeza, depresión dolor, depresión ausencia, y de pronto, como por arte de birli birloque, depresión, soledad, abandonos, fracasos- sentimentales o no- dan un completo giro y nos hacen reir a carcajadas, y nos hacen aplaudir con fervor a ese maravilloso y divertido rato que nos han hecho pasar. A todos en general, a mí en particular.
Gracias.
Esta noche otra cama, otra almohada.....y quién sabe.

jueves, 23 de febrero de 2012

Caminos......Camino


Es imposible, dijo el Orgullo.

Es arriesgado, dijo la Experiencia.

No tiene sentido, dijo la Razón.

Inténtalo.....susurró el corazón.


Los caminos pueden parecer muy variados, llenos de recovecos, pero al final, el camino es sólo uno.

izeia caminante

miércoles, 22 de febrero de 2012

A veces pasa



A veces pasa, que vas conduciendo y te sorprendes a tí mismo canturreando una canción que hace años dejó de estar de moda ya, y te preguntas si alguien más la estará cantando en ese momento, si es posible que alguien más se acuerde de ella.

A veces pasa, que de pronto el cielo se pone gris, y comienza a tronar, y los truenos resuenan en tu interior, sobrecogiendote, y cuando la tormenta se desata, sales a la calle, porque deseas tan solo mojarte, meter los pies en ese charco en el que tu madre de pequeño te prohibía meterte y saltar en el, mirando a los transeúntes con una sonrisa que dice: Sí, es un charco y salto en él, y salpico y nadie me dice nada.

A veces pasa que la Luna se encuentra entre el Sol y la Tierra y su sombra se proyecta sobre la superficie terrestre, y el día se convierte en noche. Los científicos lo llaman eclipse, pero quizás tan sólo sean las brujas enredando en el orden del cosmos.

A veces pasa que sin saber por qué, de repente te encuentras evocando tiempos pasados, que no por pasados son mejores, pero tampoco peores....son tan sólo eso: otros tiempos, y una sonrisa boba asoma a los labios. Puede también asomar una lágrima, y entonces sólo puedes dejarla caer hasta que se pierda en el hueco de la sonrisa.

A veces pasa que te sientes tan puta que todo tu cuerpo destila sexo, destila pasión, y sólo deseas ser usada, sin límites, sin piedad, deseas ser azotada hasta la extenuación, ser penetrada feroz y salvajemente. Animal salvaje y entregado, esclava a sus pies, niña apoyada en su pecho, Diosa de sus sueños.

A veces pasa que tu hijo te hace "perder" la noche entre fiebres y toses, y lo meces contra tu cuerpo, acariciando su cabeza, susurrando que no pasa nada, y deseas que su dolor sea tuyo, y que él pueda descansar, deseas ver su mirada plácida, sentir su respiración pausada, y el amanecer te trae eso.

A veces pasa que miras a tu alrededor y ves muerte y destrucción, cementerios llenos de preguntas sin responder, de sueños muchos de ellos aún sin cumplir. Cruces que se elevan y fuego que se libera en el viento.

A veces pasa.....siempre pasa el tiempo, lento y sosegado, urgente y vertiginoso......nuestro tiempo, nuestros tiempos.




(09.2006)

martes, 21 de febrero de 2012

Vorágine


El domingo, alguien me dijo esta palabra. Luego, ayer fui en un dia resacoso, y hoy un dia complicado por la capital (no del reino, no, solo de Bizkaia), asi que ahora, en este momento de calma, me he dicho: voy a buscar el significado exacto! Y ahí está:

2. Pasión desenfrenada o mezcla de sentimientos muy intensos.

3. f. Aglomeración confusa de sucesos, de gentes o de cosas en movimiento.

Pero, yendo más allá, no puedo dejar de relacionar la palabra vorágine, con la palabra "percepción".

2. f. Sensación interior que resulta de una impresión material hecha en nuestros sentidos.

3. f. Conocimiento, idea.

Y claro, la percepción, es muchas veces algo subjetivo. Y por ello, a veces lo que percibimos no es lo real. Es, como si un mismo acto, fuera completamente opuesto en la mente de quien lo ejecuta y en aquella mente receptora.

Muchas veces, los sentimientos pueden ser intensos, mucho, pero la pasión puede ser en cambio calma, pasión incluso meláncólica. Pero el subjetivismo es como es, y ante eso poco se puede hacer. Malo es incluso imaginar los tonos que no se han manifestado, porque vuelve la percepción, y nuevamente, es errónea.

Y se me ocurren muchas palabras con "V", muchísimas, algunas incluso producen cierta sensación de no exactamente temor, pero sí algo parecido.



En otro orden de cosas, hoy leyendo cosas de unos y de otros por ahí, he percibido algo, que evidentemente también puede ser erróneo. Es como si yo misma hubiera alguna vez "creado" un concepto con esa lógica tan particular mía, y que se aleja millas de lo que el 95% de las personas entienden por lógica. Bueno, pues compartes ese concepto con alguien, que a su vez lo va compartiendo incluso como propio, y al final resulta que se convierte en una especie de bella creación de una sexta o séptima persona. Y cuando lo leo, sonrío para mis adentros, pero no puedo dejar de preguntarme si en realidad sienten asi el concepto, o si es que simplemente la idea tiene su gracia, y queda ciertamente original el comentarlo.

A veces uno se acomoda a la situación que vive, porque se siente seguro en ella, y es como si hubiera cierto miedo a volar, a ejercer la libertad, pero desde luego, no se puede obligar a nadie a ser libre, aún sabiendo el trocito de felicidad que se puede aportar. Pero entiendo que cuando el noventa por ciento de lo que tenemos nos da tanta felicidad, lo más prudente es renunciar a ese diez que nos podria dar la plenitud, porque desde luego, todos tenemos derecho a nuestra parcela de "cobardía".

izeia, hoy un mar en calma.

sábado, 18 de febrero de 2012

Recuerdo versus Sueño

Hoy alguién escribió en el facebook, que el mejor guerrero no es aquel que siempre vence, sino el que tiene fuerza para volver a la batalla. Y en esas asociaciones de ideas que una hace, me vino eso, el tema del recuerdo.

Supongo que los recuerdos, al igual que la memoria, muchas veces se van desvirtuando con el paso del tiempo y que, aquello que creemos recordar no fue exactamente así. Y aún así, tiramos de recuerdos. De los buenos, de los regulares, de los malos. Trato de no endulzar los malos. Fueron malos y ya está. Pero forman parte de nosotros de una manera quizás mucho más profunda que los buenos. Porque los malos, nos enseñaron a amar en la imperfección, a amar incluso en el dolor, porque es fácil amar las virtudes, pero es mágico amar los defectos.

Y luego están los sueños. El deseo de que los sueños coincidan con los recuerdos. No los sueños onirícos, no. Hablo de aquellas cosas que deseamos, que anhelamos, de aquello que es preciso vivir, para no sentir que mueres poco a poco. Porque aunque uno sepa que el sueño puede no ser siempre lúdico, no tiene importancia. Lo único importante es poder abandonarse en brazos de aquella persona que es, no ya tu media naranja, nunca creí en eso, sino aquella persona que es tú misma. Y que te ama también en la imperfección.

izeia, hoy con alma soñadora

viernes, 17 de febrero de 2012

Cambiar







Cambiamos por otros? No creo que sea necesariamente asi. Pero sí que creo, que las vivencias compartidas con otros, ojo! sean éstas buenas o malas, nos hacen ir cambiando, y así ir conformando la mejor versión de nosotros mismos. Pero cuidado...no nos permitamos nunca cambiar a algo que no nos guste y/o no deseemos ser. Quise ver, y ví, quise volar, volé: qué mejor que eso?

Nada habrá cerca de mí, que me aleje de tí. Responsabilidad? Mucha, pero no toda tuya, no. Las responsabilidades son algo, también, compartido.