lunes, 27 de febrero de 2012

Que no es que yo sea mala ni borde, es que la gente es poco agradecida y muy desmemorida

No sé por qué, anoche de pronto me puse a darle vueltas a temas pasados, a vivencias vividas con personas que se mueven en el entorno del sado y que en su día formaron parte de mi entorno. Y a la única conclusión que llegué es la del título del post.

Haré un incisio para decir que soy plenamente consciente de que mi forma de ver este mundo y las relaciones que en él se dan, difiere meridionalmente con la de la "mayoría de personas". Que suspendo con muy deficiente la asignatura de lo políticamente correcto. Que no es una visión mejor ni peor, es tan sólo una visión diferente.

Y sigo. Conoces a una mujer anodina una noche, noche en que lo está pasando mal, y tú dejas tus cosas por estar a su lado. Luego esa relación de amistad o supuesta amistad continúa. Le abres tu mundo de Alicia. Eres maravillosa. Eres lo más.

Te piden ayuda. Y tratas de que esa persona descubra la magia, que viva cosas intensas, le presentas gente, le enseñas sitios, fiestas, le abres tu entorno más cercano, la apoyas, y claro! sigues siendo genial. Faltaría más! Ya saben...qué bonito es el amor y qué alegre la risa.

Y llegados a un punto ella es sumisa de un hombre que está con otra mujer (o sea yo). Todos conformes. Todo está claro. Ella es su sumisa, yo su compañera. Desde el principio queda claro: izeia es mi prioridad. Y seguimos todos de acuerdo. Y de pronto, como una bofetada a destiempo, todo se tuerce, se dice a todo el que quiera escuchar que es que "izeia se ha metido por medio". Como? Estamos todos locos?? Izeia no se mete por medio. Es que izeia....era el medio.

Y ahí, surgen mis preguntas: Por qué alguien que busca un novio que le dé morbo y cierto juego, que busca un hombre a quien amar, dice buscar un Amo? Acaso la soledad es tanta que debemos ampararnos en la falsa ilusión del amor?

A quienes amparan todo eso, y lo jalean....."puñalás". Y tú, nunca olvides que te dí mucho, y no te quité nada. (Y la otra dirá...y para qué diste? Respuesta: pa ná)

No hay comentarios:

Publicar un comentario