martes, 20 de marzo de 2012



Hoy el sueño me ha llevado a tu jardín blanco, blanco como la nieve, pero no esa nieve fría...no.Era nieve que arde en tus ojos, que a veces me hielan tanto como otras me acarician. Y te buscaba en mi sueño, perdiéndome irremediablemente en la búsqueda, porque eras el sueño mismo.

Y me ha llevado a tu cama, cama casi de adolescente que tantas veces fue lecho, lecho en que tu mano devoraba mis entrañas como Saturno a su hijo, pero sin el menor sentimiento de angustia. Diriase...un Saturno devorador sonriente.

Nunca las diosas se vengaron de la mujer, salvo que ésta lo mereciera...pero cuándo es merecida? Cuándo y cómo se decide dejar de amar de una manera racional?

Hoy voces que no deseas a tu lado me han hecho entender más que nunca lo que ya dije, nada habrá cerca de mí que te aleje.

Porque tú sabes bien lo que soy, lo susurraste y lo escuché, porque yo sé lo que eres, y porque el tiempo...sigue. Y seguirá hasta que tú decidas que ha de ser detenido.


">

martes, 13 de marzo de 2012

Una más



Y ya son nueve.Que a lo mejor una debería estar ya acostumbrada, por eso...por qué esta mañana ha sido diferente? Varias veces a lo largo del día me he sorprendido a mí misma pensando eso, tratando de analizar, pero eso de analizar desde el raciocinio, no nos engañemos, nunca se me ha dado demasiado bien.

Así que trato de buscar una respuesta en el sentimiento, que eso se me da mejor. Cuando durante catorce años has "convivido" con algo, es tan familiar que no asusta. Asustó la primera vez, horas eternas y lágrimas eternas. Las siguientes, las mismas horas eternas y las misma lágrimas, pero de una manera diferente, sin miedos. Y hoy de pronto, sientes como si algo se hubiera removido dentro.

Siempre vemos a los niños como seres frágiles. Yo sé que son fuertes. La irresponsabilidad del desconocimiento, el ignorar consecuencias, el no entender...hace de ellos personitas fuertes. El no dar millones de vueltas a cosas que sus mentes no son capaces ni de imaginar ni de interpretar y el confiar en quien está a su lado, una confianza sin fisuras, les transmite parte de esa fuerza.

Pero con catorce años, un niño es ya un niño de catorce años, a quien explican causas, procedimientos y consecuencias o posibles consecuencias. Y ese niño, mira a la persona que tiene delante y plantea sus dudas, y dice alto y claro que no quiere que eso pase. Con cinco años le dices que nada de eso pasará, y te cree. Pero con catorce no puedes decir eso no va a pasar, NADA de eso sucederá.

Con catorce...sólo puedes decir: no tengamos miedo y confiemos en que nada va a pasar. Y ella coge tu mano y sabe que estarás.La confianza es la misma.

Y justo bajo tu firma, ella estampa la suya y un café al sol, hace que volvamos a sonreir.

sábado, 10 de marzo de 2012

El hombre solo



Como en el cuadro de Cezanne, ellos se reúnen también para jugar a las cartas. Es sólo eso? Tan sólo un juego? O es sencillamente el camino para ese momento cómplice que todos anhelamos?

Las confesiones se suceden, se intercambian los secretos, los más banales, los más profundos, el sexo, el amor, la fidelidad, la libertad, las vivencias de otros, la vida en general, la vida en estado puiro.

Momentos de risa, momentos de reflexión, llenos de anécdotas, llenos de vivencias, llenos a veces de silencios, y soledades, momentos de amigos, sin más.

El es mi amigo. El otro es también su amigo, y sólo por eso ya le quiero un poco desde el antagonismo de experiencias vitales opuestas narradas por él, por el hombre de la sonrisa eterna, de la risa estruendosa, de la seriedad de la reflexión, de la añoranza del amor en el malecón.

Y luego, cada uno vuelve a su vida, vidas compartidas, aunque en algunos momentos todos no somos más que un hombre solo.

Un hombre solo...que comparte su soledad en un juego de cartas. Una mujer sola que mira el mar. Deseos cruzados y vidas compartidas.

jueves, 8 de marzo de 2012

Sed



Sed de viento, viento fuerte del norte, agitador y loco, urgente, limpio....

Recuerdos de mar, bravo y calmo. Y ser ola, que se acerca y se aleja, va y viene, que te empapa de sí misma y se va, dejándote a solas en la arena, y vuelve a ser siempre, eternamente.

Dulce vaivén que mece sueños en su espuma, y los estampa en la roca, firme y dura, para luego nuevamente acunarlos.

Mar...como ese amante engañoso, con el que nunca sabes qué pasará, cuando elevará tus sueños, cuando deseara estamparlos con violencia, erosionando la roca.

O ser la roca que recibe a ese mar? Alzarse altiva y peligrosa, trampa mortal a veces, soporte del alma otras tantas.

Sed de viento y arena. Miles de granos de arena cayendo entre los dedos....dedos mojados con sabor a sal, sabor a mar, a sueños a la deriva, y sentada en la arena, apoyada en la roca, con el cuerpo sabiendo a sal, mojado aún, mirar el horizonte, perder la mirada en el infinito....y no querer volver, querer no ser, querer tan sólo permanecer infinitamente así, sentir en los labios el sabor de saladas lágrimas de mar, y sonreir, y soñar....

Y entonces un desconocido se sienta a tu lado, posiblemente un marinero. Su curtido rostro surcado por finas arrugas, arrugas de sal y mar. Y te coge la mano, y no dice nada. Para qué hablar? Silencio.

Sólo está ahi y te coje la mano, y él sabe, y tú sabes y las miradas de los dos fijas en el horizonte, mientras su mano juega con tu mano, la aprieta con fuerza, la acaricia con dulzura...

Su mente está muy lejos, tan lejos como la tuya, y sientes muy dentro que él sonríe, lo intuyes porque no lo ves, no le miras, mirarle sería estropearlo, y sonríes con él.

El está navegando por lejanos mares que ya nunca volverá a ver. Ella navega también por el mar de los recuerdos.

El sol se va poniendo, y los dos siguen sentados, sin prisa por marchar, nada les espera, el tiempo no existe, no hay urgencias.

Están sus sueños, viento, arena y mar.

El enciende dos cigarrillos, y le ofrece uno a ella, y fuman en silencio, con sus manos aún juntas.

Y de pronto, él musita:

.- Sabes? Yo me iré a Terranova, como el abuelo del libro de Atxaga.
.- Yo aún seguiré navegando por los sueños .- responde ella, también sin mirarle, ambos perdidos en el humo.

Y los dos, dos perfectos desconocidos que se conocen mejor que nadie, siguen sentados apurando sus cigarrillos, mientras la noche cae sobre ellos, escuchando la suave melodía de las olas, unidas sus manos, y quién sabe!! ,,,,quizás unidos sus pensamientos.

lunes, 5 de marzo de 2012

Creer en Dios



Un amigo mío dice que hay que creer en Dios de vez en cuando, no mucho más de diez minutos, porque deja de ser bueno, pero que de vez en cuando sí, que está bien. Yo sonreía mientras él me contaba cómo había entrado en una vieja catedral europea, con sus inseparables cascos, y en ellos sonaba La pasión según San Mateo de Bach (a todo volumen, claro). El en ese momento no tuvo más remedio que creer, aunque tuvo que confesar que luego se le pasó, y volvió a su habitual agnosticismo.

Me pregunto que lleva a una chica de veintidós años a saltar del balcón de su casa, donde vive con su marido y su hijo de un año. Quizás cuando abandonó su Bosnia natal pensó que aquí encontraría a Dios, en forma de una vida un poco más lejana a la miseria de la que hasta entonces era compañera, y quizás aquí, le mordió la soledad y pensó que Dios no existe.

El ruido al chocar contra el pavimento....es el ruido del cuerpo o es el sonido del alma cuando se desgarra?

En la misa campesina, una Elsa Baeza con una pila de años menos cantaba aquello de " tú eres el Dios de los pobres, el Dios humano y sencillo, el Dios de los oprimidos". Existe ese Dios? Posiblemente para esa niña...dejó de existir.

Frente a todo ello he encontrado hoy en un cajón, semiolvidado, un texto que leí hace mucho tiempo: "Las Nueve Declaraciones Satánicas" por Anton Szandor LaVey.

1. Satán representa la complacencia, en lugar de la abstinencia!

2. Satán representa la existencia vitalista, en lugar de los sueños espirituales!

3. Satán representa la sabiduría perfecta, en lugar del hipócrita auto engaño!

4. Satán representa amabilidad hacia quienes la merecen, en lugar del amor malgastado en los ingratos!

5. Satán representa la venganza, en lugar de ofrecer la otra mejilla!

6. Satán representa responsabilidad con el responsable, en lugar de la preocupación por los vampiros psíquicos!

7. Satán representa al hombre como otro animal, algunas veces mejor, otras veces peor que aquellos que caminan en cuatro patas, el cual, por causa de su "divino desarrollo espiritual e intelectual" se ha convertido en el animal más vicioso de todos!

8. Satán representa todos los llamados "pecados", si éstos conducen a la gratificación física, mental o emocional!

9. Satán ha sido el mejor amigo que siempre ha tenido la Iglesia, ya que la ha mantenido en el negocio todos estos años!

No suena tan mal, no? Acaso alguien no ha hecho suyas por los menos cuatro de estas ideas alguna vez? Alguno podría decir que no....pero personalmente, no me lo creo.

No se habla de maldad, solo de asumir con libertad lo que se es, lo que se siente, y de luchar, luchar en busca de la felicidad.....y es posible que debieramos replantearnos ser la mejor versión de nosotros mismos, eso sí......alternando a Dios con satán :)


izeia (2 de mayo de 2006)