Mi mar

Mi mar
Mi mar...

viernes, 6 de abril de 2012

Curiosidades

Hora del recreo. Pedro da una patada a Jon, así sin más. Que posiblemente tendrá sus razones, nadie lo discute, aunque a Jon le pilla desprevenido y el dolor le hace caer. Aún así, Jon se guarda su dolor para sí. A quién podría reclamar nada?

Un tiempo después, actuando del mismo modo, Leo de una patada a Luisa. Luisa tampoco entiende nada, y el dolor también le hace caer. Pero Luisa no se calla, y explica a todo el que quiera prestarle atención, que le han dado una patada sin saber el por qué, y que joer! hay que ver lo que duele.

Y qué ocurre entonces? Que Pedro va donde Luisa y le apoya, le ofrece unas palabras de aliento, trata de que se sienta mejor.

Acaso olvida Pedro que ese mismo fue su modo de actuar no hace tanto tiempo? Tan flaca es la memoria?

Algunas memorias sí que deben ser así, pero la de Jon no. Su memoria es diferente, quizás porque fue la parte que recibió la patada. O tal vez no, tal vez es simple casualidad que él recuerde mientras Pedro parece haber olvidado.

En cualquier caso, Jon no deja de mirar perplejo el mundo que le rodea, un mundo que cada vez le interesa menos, porque hace tiempo que dejó de entenderlo.

izeia, desde una noche en que en la aldea no se escuchan los cencerros.

Y por eso, Jon mira perplejo el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario