Mi mar

Mi mar
Mi mar...

viernes, 4 de mayo de 2012

Inocencia

Recordaba hoy aquellos viejos tiempos en el IRC, hace ya bastantes años. Entonces, a izeia no le añadía la coletilla de Libre y Salvaje, coletilla que a día de hoy son lo más parecido a los apellidos de izeia. Libre de mente y alma y Salvaje en el sentir, y sí decididamente es así como me siento. Entonces, decía, muchas veces izeia iba acompañado por un “Diosa de la Inocencia”. Lo cual, solía provocar más de una risa condescendiente, amén de algún comentario tipo: Sí, hombre, tú!

Durante todos estos años, me he encontrado dentro del entorno del sado, personas mucho más intolerantes que fuera de él. Eso sí, cada una de ellas iba de abanderada de la tolerancia y el respeto. Pero curiosamente, he tenido siempre la sensación de que la tolerancia se restringía a dos ámbitos.El primero, aquel en el que se encuentran aquellos que disfrutan de lo que uno mismo disfruta, pero que no tiene el más mínimo reparo en cuestionar los gustos e intereses del resto, calificándolos de sucios, asquerosos, peligrosos, y todos los –os que les queramos añadir. Sin olvidar nunca, eso sí, aclarar que lo manifiestan desde el más absoluto respeto. Perdón, Respeto, así con mayúsculas. Ah bueno, y que es desde su “humilde opinión”. Como si las opiniones pudieran ser humildes. Las opiniones simplementes son eso, opiniones. Somos las personas quienes somos, o no, humildes.

El segundo, el ámbito del amiguismo. En el que el comportamiento es similar. Tooodo lo que hace uno de los integrantes del grupo de cada uno estaba bien. Aunque, todo hay que decirlo, las líneas divisorias de este grupo estan menos claras, porque el amiguismo, como la risa, va por barrios, y muchas veces el único interés común era el joder a otro, y luego…a otra cosa.

Pero a lo que iba. Hoy me he dicho: Vamos a buscar la definición exacta de inocencia y hete aquí:

inocencia.
(Del lat. innocentĭa).
1. f Estado del alma limpia de culpa..
2. f Exención de culpa en un delito o en una mala acción..
3. f Candor, sencillez.

Y me pregunto, quién determina la culpa? Entiendo que en procedimientos penales y/o civiles, no es demasiado complicado determinarla.(Punto 2) Pero quien determina la culpa cuando nos movemos en el mundo de los sentimientos?  En el de las sensaciones?

Trataré de explicarlo. Durante mi adolescencia fui, además de precoz, lo que entonces se llamaba ligera de cascos (en materia sexual). Traté de disfrutar siempre de una sexualidad sin tabús. Por qué entonces el entorno más cercano, se empeñaba en crear un sentimiento de culpa? Por qué frases estereotipadas tipo: No puedes liarte con todo el que te apetezca; debes esperar a enamorarte y verás etc etc?? Por qué hubo momentos en los que hicieron que llegara a sentirme mal, además de “distinta”? Por qué ha de ser malo un comportamiento sexual libre, sea el que sea, si no hace ningún daño a nadie? Por qué ese empeño en ensuciar algo que para uno mismo es bello? Qué hay de malo en ver el sexo como el más delicioso de los juegos?

Si a nadie se le ocurre ver nada malo en dos niños que juegan, por qué ese lado negro en el juego sexual? Podría alguien decir: bueno, en la juventud/madurez vale, pero en la adolescencia…. Pero saben qué pasa? Que en la madurez, muchas veces, se sigue tratando de hacer sentir culpable a aquel que únicamente es inocente.

Y muchos años después, en los que me sé distinta, para bien o para mal, me alegro infinito de seguir pensando que soy una de las Diosas de la Inocencia.









1 comentario:

  1. una Diosa desde luego, de la Libertad !! en el sentido más intenso y amplio. Y del Sentido Común aplicado a nuestro sentir. Bravo !!.

    ResponderEliminar