Mi mar

Mi mar
Mi mar...

miércoles, 15 de febrero de 2017

El silencio...ese que a veces me grita





No es la primera vez que escribo sobre el silencio. Soy a veces, sobre todo de noche, de silencios y calmas, dejando por un momento de lado la risa y el estruendo. Y lo disfruto cuando siento que el silencio me habla como nunca lo hicieron las palabras, y siento en el silencio todo eso que me transmites (quizás sería mejor transmitías), siento el dolor, pero también el deseo, y siento con la misma intensidad tus lágrimas y tu sonrisa que adivino cálida.

Y cuando más profundamente me llena, siento en forma de brisa tu beso en mi mano, y sin dudarlo beso la tuya, la beso con ese último aliento que me dejas antes de alejarte para fundirte con la nada, buscando conformar el todo que forma tu puzzle en estos momentos maltrecho.

Y no puedo dejar de sentir desde ayer como hirientes dagas las palabras de Neruda…”Me gusta cuando callas…”porque yo, que adoraba tu/nuestro silencio, aquel que lo llenaba todo de melancolía y nostalgia, lo siento ahora como ausencia, y hoy no, no me gusta que calles, pero no me atrevería a romperlo, ni a romperte, aunque no sé qué no daría por escuchar:

.- Nuria…

Y responder de la única manera posible

.- Que…?


En un susurro velado que me acerca al infinito de la noche.